Soy ECOsexual.



Pony Express • Ecosexual Bathhouse 1

personas que hablan eróticamente con las plantas y usan productos sexuales sostenibles, hasta personas que follan árboles y se masturban bajo una cascada—todo eso y más engloba la “ecosexualidad”, un concepto que alienta a los humanos a reconectarse con la naturaleza y sus propios cuerpos. De acuerdo con el manifiesto ecosex escrito por las pioneras Elizabeth Stephens y Annie Sprinkle, pensar en la naturaleza como tu amante y no como tu madre es el primer paso para tomar en serio la crisis ambiental. “Si haces enojar a tu madre, te perdonará; si tratas mal a tu amante, terminará contigo. La segunda es una dinámica de dar y recibir, y los ecosexuales creemos que eso es lo que el planeta necesita ahora mismo”, dijo Sprinkle durante una entrevista. ​A demás de resumir perfectamente cómo se expanden las ideas de erotismo dentro de la vanguardia sexual, el manifiesto ecosex deja atrás el conflicto, protestas y política para enfocarse en el placer y comportamiento personal. Así es como las personas dentro del mismo movimiento han descrito la ecosexualidad como un medio para ir más allá de las “cosas deprimentes” que a menudo se asocian con el ecologismo. A través del movimiento, las personas ecosexuales intentan crear una nueva dinámica para otorgarle al movimiento ambiental una connotación esperanzadora.


-M.Yandró.