Historia del condón - de las tripas a los vegetales.



El origen de este pequeño, pero importantísimo invento se remontan a tiempos antes de Cristo, los primeros preservativos estaban hechos con fundas de tela y luego con el paso empezaron a hacerlos con tripas secas de animales cosidas por una de las puntas, de esa manera se retenía el semen ahí, se comprobó que este nuevo material era mucho más efectivo que la tela.

El “genio” que pensó en el cambio de materiales fue el doctor del rey Carlos II, conocido como doctor Quondam o doctor Condón. Estos nuevos condones, al estar seca la tripa, eran muy rígidos y necesitaban ser sumergidos en leche tibia antes de usarse, da muchísimo asco pensarlo, los veganos, y en realidad todos, deben estar vomitando al leer esto, pero tenía un punto positivo; la idea era que podían lavarse y usarse muchas veces antes de ser desechados.

Si alguien esta interesado en ver estos condones, curiosamente el museo Británico de Londres expone periódicamente los condones más antiguos del mundo.

En 1919 empezaron a producirse los condones de látex que son los más populares, aproximadamente usamos 12 billones de condones al año, y si nos ponemos a pensar en el planeta, eso es muchísimo látex que nunca va a degradarse. Es por eso que algunas marcas de condones, pensando en el medio ambiente, han retomado las referencias de materiales del pasado y han empezado a hacer condones con tripas de cordero que un material biodegradable, esto por supuesto no gusta nada al público vegano y en general la idea no es muy aceptada. Una empresa francesa ha empezado a hacer condones con algo muy similar al látex, lo han logrado hacer con ingredientes vegetales que llegan a tener la consistencia de este plástico y son muy resistentes, la compañía es  French Letter Condom Company.


-Magretdepato