El Wabi Sabi me ha generado algunas dudas:




Leídome el Wabi Sabi, ahora no me acuerdo de autor pero no es relevante.

Básicamente habla de la belleza que albergan las  cosas que se desgastan, se rompen y con el paso del tiempo van acumulando imperfecciones. Lo relaciona con la ceremonia del té japonés y otras cosas viejas. Ningún interés.

En la portada reza: “para filosofos, diseñadores y poetas” o algo similar, y yo soy dos de esas tres cosas entre otras varias.  Aún así a mi me suscita algunas dudas:

¿Los vaqueros rotos son Wabi Sabi?¿Las goteras de la estación de Atocha son Wabi Sabi?¿La mampostería es Wabi Sabi? ¿Y el sillarejo?Mi hermano se ha gastado un dineral en que le recostrullan una muela ¿Mi hermano es Wabi Sabi?La vida a ido atropellandome, cubriendome de cicatrices y estropeándome. Me duele un dedo cuando hace frío, me dan muchos tirones en los pies y dependiendo de la época del año soy áspero al tacto. ¿Soy Wabi Sabi? ¿Puedo ponerlo en el currículum?¿El picado de un vinilo es Wabi Sabi?¿Las líneas de Yeezzy del señor West son Wabi Sabi?¿Que pasa con yeezus? Con sus distorsiones y mierdas varias ¿es Wabi Sabi?El bar la Rosa (Ronda de atocha, 30) tiene un cuchillo jamonero que tiene más años que el sol y habrá cortado mas jamones que lorem ipsum. ¿Es Wabi Sabi?Conozco un kevab en el barrio de Lavapiés que está apuntalado por que puede venirse abajo. ¿Es Wabi Sabi?

Les ahorraré 16 euros. No compren el Wabi Sabi. Voy a comprar la versión extendida y a ver si fenezco raudo.

Si usted, amable lector, es más sabio que yo en estos temas porfavor escríbame al correo de Ohwau magazine.

Concluyo aquí, haganme caso.

Aglet Dee

— confuso parcial

Pd: es la primera vez que no escribo en un vagón. Pero estoy escribiendo junto a un enano que está haciendo grabado nipón. Le estoy robando electricidad.