El Louvre busca a los dueños de obras robadas por los nazis durante la segunda guerra mundial.





El museo habilitará salas temporales donde podremos encontrar expuestas las obras robadas a familias judías durante los saqueos que hicieron los nazis en la segunda guerra mundial. De esta manera los herederos que identifiquen las piezas y comprueben que pertenecían a su familia, podrán reclamarlas y llevarlas a casa.

Son 31 obras, ubicadas en un discreto espacio, entre las galerías dedicadas a Rubens y Poussin, una zona bastante concurrida dentro de las instalaciones del museo.

Entre 1940 y 1945, los nazis robaron alrededor de 100,000 piezas a familias en Francia, cuando acabó la guerra, 45,000 obras fueron devueltas a sus dueños. Hoy en día, el Louvre tiene bajo su custodia unas 1,700 de las cuales 800 son pinturas, un tercio de estas se encuentran en sus instalaciones mientras que el resto las podemos encontrar repartidas por museos de todo el territorio francés.