El conde drácula era mujer.


foto. Lalovenenoso


Existe una teoría formulada por varios historiadores de que Elizabeth Bathory fue quién inspiró al personaje de Bram Stoker, “Drácula”.

Bathory tiene el récord Guiness por el mayor número de asesinatos -cometidos por una misma mujer- en la historia de la humanidad, en total 650 víctimas. 

Al igual que Drácula, esta mujer era una condesa perteneciente a una de las familias más poderosas de Hungría, pero lo más comparable al “vampiro” es la manera en la que cometió esos asesinatos y por qué los hizo.

Los más escalofriantes hechos de este personaje son los asesinatos y torturas a mujeres vírgenes. En su castillo tenía una cámara que servía exclusivamente para esta tarea, ahí las mataba A MORDISCOS, luego bebía su sangre. Lo más terrible era el fetiche que la condesa tenía, a algunas de estas mujeres las obligaba a mantener relaciones sexuales con ella mientras estaban agonizando por la pérdida de sangre y el dolor de los mordiscos, la condesa aprovechaba ese momento para beber la sangre de sus víctimas mientras seguían con vida.

Se cree que esta mujer tuvo varios ayudantes, la mayoría sirvientas suyas, quienes en algunos casos cuando algún miembro de la corte encontraba cadáveres en el castillo, se atribuían la responsabilidad de los hechos, por lo que muchas de sus doncellas o sirvientas fueron quemadas en la hoguera por brujas.

Una de estas mujeres, cansada y sofocada ante tantos asesinatos, quiso huir para no seguir siendo su cómplice. Se llamaba Pola y tenía 12 años, su escape no tuvo éxito y como castigo fue encerrada en una jaula donde sufrió tortura durante mucho tiempo, hasta que finalmente fue descuartizada viva.

Muchos miembros de la corte supieron que era ella la que cometía los asesinatos, igualmente los curas del pueblo sabían lo que hacía, pero su título y familia permitió que siguiera en libertad cumpliendo todas sus fantasías hasta el día de su muerte.