Bad Bunny se ha declarado feminista con su último tema.




No es ninguna noticia que Bad Bunny haya lanzado su tema ‘Solo de Mi’, una canción denunciando la violencia de género. La verdadera joya de la publicación del videoclip fue el texto del que iba acompañada:


“no estoy seguro si las peleas de gallo son maltrato, pero la violencia de género en contra de la mujer y la cantidad absurda de mujeres que son asesinadas al mes SÍ LO ES. ¿Cuando vamos a darle prioridad a lo que realmente importa??! Siempre queremos culpar a todos menos al que tiene la culpa. ES HORA DE TOMAR ACCIÓN YA! Sé que habrán muchas opiniones, pero yo solo les digo que por algo se empieza, y cada cual hace su parte como cree que pueda. NO QUEREMOS NI UNA MUERTE MAS! Respeta la mujer, respeta al hombre, respeta al prójimo, respeta la vida! MENOS VIOLENCIA, MAS PERREO! (Y SI ELLA LO QUIERE, SI NO DÉJALA QUE PERREE SOLA Y NO LA JODAS)”

Insisto en que esto no es ninguna noticia, y es obvio que su actitud activista en contra del maltrato ha desatado mucha mucha polémica, nada raro si tomamos en cuenta la mayoría de las letras de sus canciones.  Ahora, la cuestión o reflexión aquí es la siguiente:

¿Se está utilizando la lucha feminista para generar ventas? ¿El movimiento feminista pierde valor gracias a cosas así? ¿La gente ya esta cansada de oir lo mismo y lo interpretan como una “moda” o algo “tendencioso”? ¿Se están apropiando esta lucha las personas equivocadas? ¿Ya se lo han apropiado? ¿Sacar una canción que denuncia el maltrato te hace parte del movimiento, o te da el derecho de decirte feminista? ¿De ahora en adelante, todos sus temas tendrán este tipo de demanda?

Y ahora lo más importante de todo:

¿De verdad el feminismo vende tanto? ¿Tan poderosa es esta herramienta dentro del mundo del marketing y la publicidad? ¿Estará afectando esto a la lucha, o le esta ayudando a tener voz?